7 Tips para una buena sesión de coaching

7 Tips para una buena sesión de coaching. A menudo me preguntan los coaches recién graduados o algunos ya con experiencia, ¿Cual es la clave para lograr una buena sesión con tus clientes?. Es comprensible que en algunos momentos la conexión emocional e intuitiva no fluya como deseamos. Algunas veces podemos estar en total disposición y otras veces necesitaremos propiciar esa disposición antes de llegar a la llamada o cita con nuestro cliente.

 

Deseo que mis 7 tips te sirvan a prepararte mejor para tus próximas sesiones, y dejes a tus clientes satisfechos.

 

1. Disponer de minutos previos 

Este tiempo para mi es “indispensable” para enfocar en la conexión conmigo misma antes de atender a mi cliente.Este tiempo puede ser de 15 a 30 minutos y te ayudara a realizar los siguientes puntos.

 

2. Centrar mente, cuerpo y espíritu 

Antes de la sesión con tu cliente. Practica algunos ejercicios de respiración, oración, meditación o una lectura inspiradora que cierre la actividad anterior o la sesión que acabas de terminar.

 

3. Hacer Auto – coaching 

Hazte las preguntas necesarias para eliminar todos los pensamientos que puedan estar relacionados con tu capacidad, ideas acerca de tu cliente o lo que te inquiete en esa relación y los resultados que deseas ofrecer. Recordemos el valor de las preguntas poderosas y el beneficio que conseguimos con ellas.

 

4. Estado libre de juicios 

Despeja tus pensamientos,  el ambiente libre de juicios dispuesto para mi cliente, a través de la respiración tranquila y en paz. El ambiente interior, es lo que yo llamo, la sala donde recibimos a nuestro cliente, donde puede pasar todo lo que necesite nuestro cliente.

 

5. Expectativa 

No esperes nada, algunos coaches me dicen, ¡Lida no me imaginaba que mi cliente iba a llegar con esa agenda!, otros, ¡su estado emocional no era el que yo esperaba!. La verdad los clientes nunca llegan en un estado que llene nuestras expectativas, ellos llegan como son y como están, si comparten algo que no esperabas, es una señal para revisar los pasos anteriores para la próxima vez.

 

6. Enfoque en el cliente

Inicia la sesión enfocada en el cliente, no en ti. El estado que has logrado durante los minutos previos, facilita el enfoque en el cliente. Comprobarás que literalmente “te olvidas de ti mismo”.

 

7. Hacer coaching 

Y claro, haz coaching, y aplica las 11 competencias de coaching de la ICF.

 

He sabido que algunos coaches proponen actividades de inicio de sesión, que incomodan y no aportan valor al cliente. Por ejemplo, empiezan invitando a hacer un ejercicio de respiración y visualización, llenando una necesidad propia por falta de preparación previa. Por supuesto, algunas veces ellos necesitan realizar este tipo de ejercicios, y los haremos solamente si benefician una circunstancia real de los clientes.

 

En mi experiencia he podido comprobar como los minutos previos, se han convertido en el espacio donde me quito mi carga emocional,  generalmente elijo una oración, para dejar en manos de Dios mis situaciones. Cuando termina la sesión encuentro que esa carga pesa diferente, que algo se ha resuelto o que la mirada de esta circunstancia es nueva.

Usar estos tips, traen grandes beneficios. Trátalos para tu próxima sesión y comparte conmigo tu experiencia.

 

Si te gusto este artículo o no, déjame tus comentarios en la parte de abajo, será de mucho aprendizaje para seguir mejorando este blog.

 

Si piensas que le puede servir a alguien más o se verá interesante en tu muro, comparte. ¡Muchas Gracias!

 

¡Pásala Chévere!

Leave a Comment